El portugués El italiano El español El inglés El francés El alemán

LA TRANSFORMACIÓN DEL DROGADICTO DE LA COMIDA: EL PUNTAPIÉ DE LA COSTUMBRE ДЖУДИ MAXEL – ‘ MÍ ES LA BOCA EMOCIONAL’

Sé que soy a la boca emocional. Si no era, si podría quedarme sobre la ración de la alimentación, que dirigen, todos aquellos otros regímenes trabajarán a mí. Pero como en respuesta al sentimiento. Y no puedo molestar aquellos sentimientos pasar. ¿Habéis notado que en realidad cada "boca", que sabéis, era descrita como "sensible"?

Sabía que no iba a cesar comer, aquella comida era urgentemente importante para mí. El problema consistía en lo que la comida no trabajaba a mí, y he estudiado, como vitalmente importante, que era. Debía hacerlo trabajar.

Tenía todavía aquella conciencia vieja del régimen, que ha dictado que el único modo, a que podía permitirme de llevar mi régimen, era, hablándome directamente que mañana volveré sobre esto. Era inconcebible a mí que podía ser en algo excepto el régimen alimenticio, que dirigen rigurosamente, y no recoger las setas a trescientos libras.

Pero leía todo y estudiaba, todo que apretaba, me hablaba de otro modo. Debía probar.

Debía crear el régimen, que será el modo de vida constante, el régimen, que incluiría cada comida, que ansiaba durante todos aquellos años infelices, creciendo. Claro los fermentos eran la llave. Полнение debía significar algo большее que las calorías. Las calorías, he estudiado, ha presentado simplemente la energía. Mi investigación acerca de los fermentos me ha hecho comprender que полнение tenía relación a indigestibility. Como bien nuestro cuerpo trata la comida, comemos y como aquellos productos son clavados en nuestros sistemas.

He comenzado a comer una comida por una vez, habiendo descubierto que la mayoría de los fermentos no puede trabajar al mismo tiempo y que muchos equilibran uno a otro en nuestros sistemas digestivos. He descubierto también que, si no tenía demasiado muchos productos, los gustos, o las estructuras en seguida, es menos probable, hartaré, me gusta igualar la boca de la boca a las llaves exactamente pianos ajustados, cada encaje de los maxilares, que se oye la nota distinta. La armonía va en — la melodía es infinita.

*20\251\8*